logo ft
MAGAZÍN UCRÓNICO DE LA CIENCIA Y TECNOLOGÍA DEL MAÑANA
"¿Por qué siendo tan breve nuestra existencia, maquinamos proyectos tan arduos?  HORACIO
 
FUTURE ADVENTURES - LA BREVEDAD DE MI EXISTENCIA
 
 
Future Adventures
RELATO CORTO
Brevedad de mi Existencia

BREVE REFERENCIA

"La Brevedad de mi Existencia" de nuestro redactor Luis Jesús Alba Roldán* es el quicio que precede a la eternidad. Es una insoportable levedad del ser sin permiso de Kundera. Es el minuto fatídico antes de morir en el que nos planteamos lo humano y lo divino.

 

AVISO LEGAL

"La Brevedad de mi Existencia ",al igual que todos los relatos, microrelatos, cuentos, novelas cortas y novelas de la sección Future Adventures está debidamente registrado, sus derechos de autor protegidos, y su plagio, total o parcial, sin citar nuestra web de Tiempos Futuros, está tipificado como delito. Para cualquier duda al respecto consultar el Aviso Legal.

La Brevedad de
mi Existencia

Autor: Luis Jesús Alba Roldán*

*Seudónimo

 Sé que pronto moriré. Hace poco que lo sé y desde entonces he meditado mucho sobre ello.


 Estas tierras que me vieron nacer me darán también el último adiós. Siento en mi interior ser el último de mi especie pero, no por sobrevivir a todos los demás, me lleno interiormente de gozo. El Hombre terminó acabando consigo mismo y con su entorno...como era de esperar.
 Incontables recuerdos se acumulan en mi ser como pequeños trocitos de vida que conforman mi pasado. Un pasado en el que predominaron las alegrías sobre las penas. Esa es la razón que me hace pensar en la brevedad de mi existencia.


 Cuando yo desaparezca las estrellas seguirán formando parte de la noche; el sol encenderá el este cada mañana, como lo hizo siempre...


 Parece ayer mismo cuando era joven. Mis hermanos vivían conmigo en el valle y juntos aprendimos a captar la esencia del universo. Nunca conocí a mis padres así como a mis hijos, pero ello forma parte del Orden Natural. Hubo un tiempo en el que las cosas no fueron así. Algunos antepasados míos se hacinaron juntos en lugares destinados a albergarnos de forma cruel, inhumana. Y a eso lo llamaron progreso... Parece mentira que, incluso perteneciendo a la especie más grande que jamás moró en la Tierra, tenga ahora que morir al igual que el resto de los seres vivos. Muchos de ellos desfilaron ante mí con existencias mucho más breves que la mía. ¿Albergarían ellos menos ansias de inmortalidad de las que yo poseo? Es de suponer que su limitada inteligencia les ahorraría de las reflexiones que yo ahora estoy padeciendo.


 Cuando yo desaparezca la brisa seguirá soplando; los cantos de los pájaros seguirán iluminando los sentidos del Planeta...


 Ahora recuerdo que mi vida estuvo salpicada de muchas etapas. Todas ellas muy diferentes unas de otras y, sin embargo, maravillosas sin excepción. La felicidad plena, por su propia naturaleza no puede ser cuantificada. No. No sé cual fue la mejor. Todas ellas buenas.


  Es imposible que deje de preguntarme... ¿Por qué ahora? ¿Por qué tan pronto? Una vida intensa es una vida breve...pero, ¿ha de serlo tanto? Quizá hubiera sido mejor nunca haber existido pues si hay algo tan inevitable como la muerte es...!la vida! El sufrimiento de un ciego se acrecienta mil veces si tan solo por un día se le permite ver; ver la luz, ver la vida como jamás lo hizo para después sumirse en la más absoluta oscuridad. Mi "día" ha durado...!ya no sé cuanto tiempo! No lo recuerdo, pero sin duda, insuficiente.


 Llegados a este punto es lógico también preguntarse, que será de mí después de mi corta existencia. Puede que haya acumulado sabiduría y experiencias suficientes como para que se me quede pequeño este mundo. Lo dudo. Me parece tan fascinante que sería capaz de vivir aquí eternamente. Sin embargo mis pensamientos pueden distar de la realidad objetiva una magnitud importante. ¿Quién lo sabe?


 Cuando yo desaparezca mi pérdida no hará derramar una sola lágrima; el latido del universo no se detendrá ni un segundo...


  A pesar de todo muero feliz. Mi infinito respeto hacia la Naturaleza me hace comprenderlo de esta manera. Ella es sabia, mucho más sabia que yo. Sin vida no hay muerte. Sin muerte no hay vida. Así debe ser.

 Cuando yo desaparezca...
...nada más que un grano de arena en las orillas del Océano Cósmico...

 Una fuerte brisa hizo estremecer sus ramas bruscamente. El grueso tronco que había sustentado su estructura durante cuatro mil años se quebró. La secuoya alcanzó la eternidad.


MAY 1990.VERSIÓN CORREGIDA ABR 1992